A través de este Programa especialmente diseñado, la Fundación Argentina María Montessori impulsa su misión institucional de contribuir con la educación de niños en Argentina y Sudamérica para que alcancen su desarrollo pleno, a través de la difusión de los principios y la promoción de prácticas pedagógicas Montessori.

OBJETIVO: equipar a individuos, familias, e instituciones en la implementación de los principios y las prácticas de la educación Montessori en un entorno promotor del desarrollo infantil y, a través de esto, lograr impacto favorable y medible en niñas y niños, y en los adultos y comunidades que los rodean.

DIRIGIDO A: la población objetivo del Programa son los niños en sus primeros 1000 días (de 0 a 3 años), especialmente, aquella que convoca el sector público. Entendemos que allí reside una gran posibilidad de forjar equidad, a través del acceso de niños pequeños de todo el país a oportunidades de aprendizaje tempranas, en un entorno promotor del desarrollo integral. Trabajamos también con organizaciones de la sociedad civil y empresas que deseen dar a cada niña y cada niño el mejor comienzo.

CONTEXTO: la situación en Argentina es especialmente crítica, con una infantilización de la pobreza que vulnera años críticos para el desarrollo de una persona. Entendemos también, y la evidencia es contundente al respecto, que la efectividad surge de la existencia de un marco pedagógico de calidad que promueva el desarrollo integral de niños en sus primeros 1000 días.

VALORES: 
● Respeto: por cada niño en sus necesidades de desarrollo, y por la riqueza de cada persona y comunidad con la que trabajamos.
● Propósito: para guiar decisiones y erogaciones de fondos sólo en función de lo que promueve el desarrollo infantil.
● Austeridad: para dar una respuesta significativa al desarrollo de cada niño, en todo el país.

VENTAJAS: nuestra propuesta es detallada, probada, austera, escalable y adaptable. Descansa en un marco pedagógico, avalado por recientes y rigurosas investigaciones en desarrollo infantil temprano, psicología y neurociencias, que promueve efectivamente el desarrollo integral de niños en sus primeros 1000 días. MODHUM ofrece al niño un ambiente físico y emocional que le permite elegir y actuar por sí mismo, guiado por un adulto que observa, conoce y respeta sus necesidades.

TEORIA DEL CAMBIO: significa que el cambio en el vínculo entre niño y adulto, basado en el conocimiento y el respeto del adulto por el proceso de desarrollo de cada niño, es el principal habilitador de ese desarrollo.

La pedagogía Montessori se basa en el conocimiento de la naturaleza del niño y sus impulsos hacia el desarrollo. Este conocimiento define el rol del adulto, que observa, guía y habilita el esfuerzo de cada niño, ofreciéndole un ambiente pedagógico intencional y específico donde el niño actúa por sí mismo. El respeto y el rol cuidado del adulto es fundamental en el vínculo entre adulto y niño.

EL DESARROLLO INFANTIL COMO PROCESO INTEGRAL: nuestro Programa coincide con el Marco de Cuidado Cariñoso y Sensible (Nurturing Care Framework) promovido por la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y UNICEF. Este marco se basa en la ciencia del desarrollo infantil temprano y las experiencias internacionales sobre las características de intervenciones efectivas. Nuestro Programa considera cada uno de los componentes de este marco:

● Oportunidades para el aprendizaje temprano.
● Cuidado receptivo, o interacciones receptivas.
● Buena salud.
● Nutrición adecuada.
● Protección y seguridad.