twitter.jpg
facebook.jpg
instagram.jpg
donar-icono.jpg

Ambiente preparado

El ambiente Montessori es un lugar amplio y abierto, ordenado, estético, simple, "real", donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo del niño. El ambiente es proporcionado a la medida de los niños, con estanterías bajas y distintas medidas de mesas y sillas donde se sientan los niños individualmente o en grupos. El aula está subdividida en áreas temáticas donde se exponen los materiales y la bibliografía correspondientes y permite una gran libertad de movimiento. Los niños pueden trabajar en grupos o individualmente, respetando, de este modo, su propio estilo y ritmo. Cada niño utiliza el material que elige tomándolo de la estantería y devolviéndolo a su lugar para que pueda ser usado por otros.

El ambiente promueve la independencia del niño en la exploración y el proceso de aprendizaje. La libertad y la autodisciplina hacen posible que cada niño encuentre actividades que dan respuesta a sus necesidades evolutivas.

El aula Montessori reúne niños de tres edades distintas: menores de 3 años, de 3 a 6 años, de 6 a 9 años y de 9 a 13 años. Las ?salas integradas? favorecen la cooperación espontánea, el deseo de aprender, el respeto mutuo y la incorporación profunda de conocimientos a través del ejercicio de enseñarle a otros.

La doctora Lillard, profesora de Psicología de la Universidad de Virginia, describió el aula Montessori como un ?ecléctico laboratorio de investigación universitario en miniatura? (Montessori. The Science Behind the Genius, 2005), donde los niños realizan sus propios proyectos tal como lo hacen los investigadores en sus laboratorios. (Volver a Método Montessori)